Home

Envar Cacho el Kadri

14 noviembre, 2009

“Y ganaremos cada vez que algún joven sepa que no todo se compra ni se vende y sienta ganas de querer cambiar el mundo.” Cacho el Kadri

Tuve la suerte de ver y escuchar personalmente a Cacho en un acto de homenaje a los compañeros de la Resistencia Peronista fusilados el 9 de junio de 1956. El acto fue en la Facultad de Sociales de la UBA, en junio de 1998.  Cacho vino acompañando a Sebastian Borro, lider de la toma del Frigorifico Lisandro de la Torre y entre los dos nos aportaron sus vivencias de la resistencia, sus ideas y su energia militante en la dura pelea de aquellos tiempos, cuando el neoliberalismo parecia invencible. Recuerdo como Cacho con una observación breve y certera nos mostro concretamente el caracter movimientista del peronismo y las implicancias estratégicas e ideológicas de ese caracter movimientista. Como jóvenes de la decada del ´90 teniamos poco contacto con el “otro” peronismo, el que “no se compra ni se vende”  y Cacho nos dio una orientacion invalorable y un ejemplo de coherencia militante.

Contra los Monopolios

20 septiembre, 2009

che-guevara-2

(…)Todo es parte de una sola lucha; y es verdad cuando el imperialismo nos llama con un denominador común, porque aún cuando las ideologías cambien, aun cuando uno se reconozca comunista, o socialista, o peronista, o cualquier otra ideología política en determinado país, solamente caben dos posiciones en la historia: o se está a favor de los monopolios o se está en contra de los monopolios. Y, a todos los que están en contra de los monopolios, a todos ellos se les puede aplicar un denominador común. En esto, los norteamericanos tienen razón.”
“Todos los que luchamos por la liberación de nuestros pueblos, luchamos al mismo tiempo, aunque a veces no lo sepamos, por el aniquilamiento del imperialismo; y todos somos aliados, aunque a veces no lo sepamos, aunque a veces dividamos nuestras propias fuerzas por querellas internas, aunque a veces por discusiones estériles dejamos de hacer el frente necesario para luchar contra el imperialismo; pero todos, todos los que luchamos honestamente por la liberación de nuestras respectivas patrias, somos enemigos directos del imperialismo (…)”

Ernesto Che Guevara, mayo de 1962

Son los sueños todavia

12 diciembre, 2008

…dos versiones pegadas del mismo tema de Gerardo Alfonso homanajeando al Che Guevara, la segunda en el 14 Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en La Habana en 1997…

Son los sueños todavía

Gerardo Alfonso

Tú surgías desde el Cono Sur
y venías desde antes,
con el amor al mundo bien adentro.
Fue una estrella que te puso aquí
y te hizo de este pueblo.
De gratitud nacieron muchos hombres
que igual que tú,
no querían que te fueras
y son otros desde entonces.
Después de tanto tiempo y tanta tempestad
seguimos para siempre
este camino largo, largo,
por donde tú vas.
El fin de siglo anuncia una vieja verdad,
los buenos y los malos tiempos
hacen una parte de la realidad.
Yo sabía bien que ibas a volver,
que ibas a volver de cualquier lugar,
porque el dolor no ha matado a la utopía,
porque el amor es eterno
y la gente que te ama no te olvida.
Tú sabías bien desde aquella vez
que ibas a crecer que ibas a quedar,
porque la fe clara limpia las heridas,
porque tu espíritu es humilde
y reencarnas en los pobres y en sus vidas.
Después de tanto tiempo y tanta tempestad…
Son los sueños todavía
los que tiran de la gente
como un imán que los une cada día.
No se trata de molinos,
no se trata de un Quijote,
algo se templa en el alma de los hombres,
una virtud que se eleva por encima
de los títulos y nombres.
Después de tanto tiempo y tanta tempestad…

che_ministro_184   “México 20 de julio de 1955.

Querida vieja.

…Las cosas desde acá son tan oscuras como desde allí, pero hay
algunas que sí se pueden saber de acuerdo con noticias de ahora y
experiencia anterior. Las manifestaciones “monstruo” de católicos es
algo que no me pasa por la cabeza, recuerdo las monstruosas
manifestaciones de la U.D., que después se transformaron en una
minoría clara en elecciones que fueron limpias.

Otro si, digo, para quienes no hay escapatoria posible ante la historia es para los mierdas de los aviadores que después de asesinar gente a mansalva se van a Montevideo a decir que cumplieron con su fe en Dios; es impresionante que la gente llore porque le quemaron su iglesia dominguera , pero le parece la cosa mas natural del mundo que revienten la cantidad de “negros” que reventaron.

No te olvides que muchos de ellos fueron a morir por un ideal, pues eso de la compulsión no puede ser cierta sino en parte, en todo caso, y que cada “negro” tenía su familia que mantener, y que los tipos que dejan
en la calle a la familia del “negro” son los mismos que se van al Uruguay a darse golpes de pecho por la hazaña de machos. Otra cosa importante es la cantidad de “gente bien” que murió fuera de los casos fortuitos, eso mismo indica el carácter de la gente que iba a derrocar a Perón y el futuro que esperaría a una Argentina gobernada
por un Olivieri o por un Pastor, que para el caso es lo mismo. …
Olivieri o Pastor, o el que fuera, tirarían o tirarán – que todavía no se aclaró todo,- contra el pueblo o la primera huelga seria y entonces no habrá chicos de Inchauspi (1) que mueran, pero matarán a cientos de “negros” por delito de defender sus conquistas sociales y
La Prensa dirá muy dignamente que es ciertamente muy peligroso el que trabajadores de una sección vital del país de se declaren en
huelga.

…La forma en que la prensa de México trató el asunto no deja lugar a dudas, fuera de que algún comentarista muy ligado a la Casa Blanca insinuaba que lo que había de disolvente en Perón (disolvente para la compactación del mundo libre) era la tendencia neutralista de éste y su propensión a comerciar con los países detrás de la
cortina.”

(1) Inchauspi: joven de la oligarquía que murió durante los sucesos del 16/6/55

“México, septiembre 24 de 1955.

Querida vieja:

Esta vez mis temores se han cumplido, al parecer, cayó tu odiado enemigo de tantos años; por aquí la reacción no se hizo esperar: todos lo diarios del país y los despachos extranjeros anunciaban llenos de júbilo la caída del tenebroso dictador; los norteamericanos suspiraban aliviados por la suerte de 425 millones de dólares que
ahora podrían sacar de la Argentina; el obispo de México se mostraba satisfecho de la caída de Perón, y toda la gente católica y de derecha que yo conocí en este país se mostraba también contenta; mis amigos y yo no;

…Te confieso que la caída de Perón me amargó profundamente, no por el, por lo que significa para toda América, pues mal que te pese y a pesar de la claudicación forzosa de los últimos tiempos, Argentina era el paladín de todos los que pensamos que el enemigo está en el norte. Para mi, que viví las amargas horas de Guatemala, aquello fue un calco a distancia, …Tal vez en el primer momento no verás la violencia porque se ejercerá en un círculo alejado del tuyo.”

“Quien sabe que será mientras tanto de tu hijo andariego. Tal vez haya resuelto sentar sus reales en la tierra natal (única posible) o iniciar una jornada de verdadera lucha.”


“México, 24 de septiembre de 1955.

Querida Tita (1):

…Desde aquí no se puede decir nada en absoluto, pero el unánime júbilo de Estados Unidos y los católicos, sumado a las declaraciones de la nueva junta y el hecho de que todos eran militares, está dando una idea de lo que será esta nueva liberación . Con todo el respeto que me merece Arbenz (totalmente diferente a Perón desde el punto de
vista ideológico) la caída del gobierno argentino sigue los pasos de Guatemala con una fidelidad extraña…”

(1) Tita Infante: amiga del Che residente en Buenos Aires.
“México, octubre 7 de 1955…

Mi muy querida Tiíta (1) :

…Como te imaginarás, el gusto que tendrás vos frente a la caída del tirano es exactamente inverso al que siento yo, será tal vez por un innato deseo de que me tengan el bozal bien firme y me den una sobadita de lomo de vez en cuando. Yo no sé bien por qué será, pero sentí la caída de Perón un poquito. La Argentina era una ovejita gris
pálido, pero se distinguía del montón: ahora ya tendrá el mismo colorcito blanco de sus 20 primorosas hermanas; se dirá misa con mucha asistencia de agradecidos fieles, la gente bien podrá poner en su lugar a la chusma; los norteamericanos invertirán grandes y beneficiosos capitales en el país, en fin, un paraíso. Yo francamente
no sé porqué, añoro el color gris de la ovejita…”

(1) Se trata de su tía Beatriz.

Cartas del Che publicadas por Ernesto Guevara Lynch en “Aquí va un soldado de América”, Buenos Aires, Sudamericana-Planeta, 1988.

“La Habana 12/4/60.

Sr. Ernesto Sábato

Estimado compatriota:

Pertenezco, a pesar de todo, a la tierra donde nací y aún soy capaz de sentir profundamente todas sus alegrías, todas sus esperanzas y todas sus decepciones.

Sería difícil explicarle porqué “esto” (la revolución cubana) no es “Revolución Libertadora”; quizás tendría que decirle que le vi las comillas, a las palabras que usted denuncia, en los mismos días de iniciarse y yo identifiqué aquella palabra con lo mismo que había acontecido en una Guatemala que acababa de abandonar vencido y casi decepcionado (1)…No podíamos ser “libertadora” porque no éramos parte de un ejército plutocrático sino éramos un nuevo ejército popular, levantado en armas para destruir al viejo, y no podíamos ser “libertadora” porque nuestra bandera de combate no era una vaca sino, en todo caso, un alambre de cerca latifundaria destrozado por un tractor. No podíamos ser “libertadora” porque nuestras sirvienticas
lloraron de alegría el día en que Batista se fue y entramos en La Habana y hoy continúan dando datos de todas las manifestaciones y todas las ingenuas conspiraciones de la gente Country Club que es la misma gente country Club que usted conociera allá y fueran, a veces, sus compañeros de odio contra el peronismo. …”

(1) Referencia al golpe militar de Castillo Armas, armado por los yanquis para derrocar a Jacobo Arbenz, en 1954.

En Epistolario,La Habana. Editorial Ciencias Sociales, 1993, p.4.

“Todo es parte de una sola lucha y es verdad cuando el imperialismo nos llama con un denominador común, aún cuando uno se reconozca comunista, o socialista o peronista, o cualquier otra ideología política en determinado país, solamente caben dos posiciones en la
historia: o se está a favor de los monopolios o ser está en contra de los monopolios.”

“En Cuba la revolución la hizo el ’26 de julio’: Fidel con su puñado de locos como yo, no los ideólogos del comunismo.
Y en la Argentina, las masas obreras saborearon por primera vez algo del poder gracias al loco de Perón y en contra de los comunistas”
(Ernesto Guevara, Discurso a los argentinos, 25/5/62).