Home

image

El peronismo también es el negocio de un ensayismo nacional ladri que recicla el sarmientino “¡Sombra terrible de Facundo, voy a evocarte…”. Usan al peronismo para seguir escribiendo sobre el siglo XIX. El peronismo como último tema romántico para escribir desde el romanticismo un tanto apoliyado.

En esa apertura clásica de Sarmiento,  donde dice “Facundo” pongan “peronismo” y ya tienen un ensayito piola: “¡Sombra terrible de Facundo, voy a evocarte, para que sacudiendo el ensangrentado polvo que cubre tus cenizas, te levantes a explicarnos la vida secreta y las convulsiones internas que desgarran las entrañas de un noble pueblo! Tú posees el secreto: ¡revélanoslo! Diez años aún después de tu trágica muerte, el hombre de las ciudades y el gaucho de los llanos argentinos, al tomar diversos senderos en el desierto, decían: “¡No, no ha muerto! ¡Vive aún! ¡El vendrá!” ¡Cierto! Facundo no ha muerto; está vivo en las tradiciones populares, en la política y revoluciones argentinas(…)”.

Un groso Sarmiento, le resolvió la vida a muchos que nada tienen que investigar,  solo usar su fórmula y repetir el tono. Quedaría: “¡Sombra terrible de Perón , voy a evocarte (…) Tú posees el secreto: ¡revélanoslo!”. Y lo mismo funciona con el fragmento sobre la extensión espacial como mal, como enfermedad o patología que aqueja al país. La sustitución nos deja un con: “El mal que aqueja a la República Argentina es el peronismo, la rodea por todas partes y se le insinúa en las entrañas”.

Con esas dos frases del Facundo de Sarmiento hoy te convertis en Sebreli,  diría Mascherano.

Anuncios

Felipe Vallese

23 agosto, 2012

Este 23 de agosto se conmemoran los cincuenta años de la desaparición y muerte del joven militante peronista Felipe Vallese. Fue detenido, torturado y desaparecido por la policía de San Martín en agosto de 1962. Delegado metalúrgico y militante de la primera Juventud Peronista durante la Resistencia, Vallese tuvo el triste honor de ser el primer desaparecido del peronismo a sus 22 años. Distintos grupos reivindican en la actualidad su memoria, desde agrupaciones estudiantiles de la Juventud Universitaria Peronista hasta organizaciones barriales, pasando obviamente por agrupaciones gremiales, la Juventud Sindical Peronista y la CGT.

 

Para entender la significación de su figura histórica conviene hacer una breve contextualización de la época política en que actuó Felipe. Para quienes quieran profundizar en la historia de su caso recomendamos la lectura de la reedición del libro de Ortega Peña y Luis Duhalde: Felipe Vallese, proceso al sistema. Según el testimonio de sus compañeros, Vallese militaba con los hermanos Rearte y junto con otros miembros de la juventud peronista realizaban acciones preparatorias para la lucha insurreccional.

 

Hoy, hablar de lo insurreccional puede sonar exagerado, pero en el contexto de ese problemático 1962, no lo era. En el marco de lo que algunos llamaron “el giro a la izquierda” de Perón, el año había arrancado fuerte con la exitosa candidatura de Framini-Perón para la gobernación bonaerense. Con una sola maniobra, presentarse como candidato a vice gobernador, el General exiliado y proscripto recuperaba el centro de la escena logrando múltiples efectos. Levantaba la moral de la masa peronista que estaba cansada del voto en blanco y la abstención que ejercían desde 1955, cortaba con las maniobras del presidente Frondizi que con los recursos presidenciales cooptaba dirigentes peronistas para su proyecto o para partidos neoperonistas que fragmentaran el voto peronista y mostraba sin lugar a dudas y especulaciones su apoyo a Framini. Como Perón. Fue proscripto la formula final fue Framini-Anglada. El peronismo obtuvo una resonante victoria desde el llano y Frondizi anuló los resultados bajo presión de los militares más gorilas. Al poco tiempo el propio Frondizi fue derrocado y suplantado por Guido.

 

Así, triunfante en las elecciones de marzo del 62, el peronismo se encontraba nuevamente bloqueado para el acceso democrático al poder, aun respetando las tramposas reglas de la seudo-democracia que  le impedía presentarse con su sigla y con su líder como candidato. No sorprende, entonces, que los jóvenes peronistas comenzaran a buscar alternativas insurreccionales. Si la primera etapa de la Resistencia había conducido a la “democracia tutelada” y a la traición de Frondizi, la nueva etapa incorporaba la experiencia de la represión frondicista (plan CONINTES) y la alternancia entre momentos de legalidad e ilegalidad.

 

En esa dura experiencia se estaba formando Vallese cuando fue secuestrado en agosto de 1962. Su ejemplo de lucha hoy sigue vigente en los jóvenes peronistas que militan en esta democracia arduamente recuperada y se expresa en las palabras de un peronista olvidado, John William Cooke, cuando escribió: “algún día, cuando culmine el proceso revolucionario argentino, se iluminara el aporte de cada episodio ha hecho y ningún esfuerzo será en vano, ningún sacrificio será estéril y el éxito final redimirá todas las frustraciones”.

“Yo sé que dentro de muchos años, cuando en esta misma noche los argentinos se dejen acariciar por el recuerdo y retornen sobres sus alas al pasado, llegarán a estos años de nuestra vida y dirán melancólicamente: Entonces éramos felices, Perón estaba con nosotros.”

(…)

“No puede haber amor donde hay explotadores y explotados, donde hay oligarquías dominantes llenas de privilegios y pueblos desposeídos y miserables, porque nunca los explotadores pudieron ser ni sentirse hermanos de sus explotados y ninguna oligarquía pudo darse con ningún pueblo el abrazo sincero de la fraternidad”

(…)

“Y por fin, yo me permito reunir simbólicamente la copa con que brinda cada uno de ustedes con mi propia copa que contiene la misma sidra humilde como la sencillez de nuestro cariño, y levanto al cielo con ella los deseos, los sueños y las esperanzas de todos, para que en esta noche prodigiosa el amor infinito los toque con la vra de sus milagros y los convierta en realidad”.

che_ministro_184   “México 20 de julio de 1955.

Querida vieja.

…Las cosas desde acá son tan oscuras como desde allí, pero hay
algunas que sí se pueden saber de acuerdo con noticias de ahora y
experiencia anterior. Las manifestaciones “monstruo” de católicos es
algo que no me pasa por la cabeza, recuerdo las monstruosas
manifestaciones de la U.D., que después se transformaron en una
minoría clara en elecciones que fueron limpias.

Otro si, digo, para quienes no hay escapatoria posible ante la historia es para los mierdas de los aviadores que después de asesinar gente a mansalva se van a Montevideo a decir que cumplieron con su fe en Dios; es impresionante que la gente llore porque le quemaron su iglesia dominguera , pero le parece la cosa mas natural del mundo que revienten la cantidad de “negros” que reventaron.

No te olvides que muchos de ellos fueron a morir por un ideal, pues eso de la compulsión no puede ser cierta sino en parte, en todo caso, y que cada “negro” tenía su familia que mantener, y que los tipos que dejan
en la calle a la familia del “negro” son los mismos que se van al Uruguay a darse golpes de pecho por la hazaña de machos. Otra cosa importante es la cantidad de “gente bien” que murió fuera de los casos fortuitos, eso mismo indica el carácter de la gente que iba a derrocar a Perón y el futuro que esperaría a una Argentina gobernada
por un Olivieri o por un Pastor, que para el caso es lo mismo. …
Olivieri o Pastor, o el que fuera, tirarían o tirarán – que todavía no se aclaró todo,- contra el pueblo o la primera huelga seria y entonces no habrá chicos de Inchauspi (1) que mueran, pero matarán a cientos de “negros” por delito de defender sus conquistas sociales y
La Prensa dirá muy dignamente que es ciertamente muy peligroso el que trabajadores de una sección vital del país de se declaren en
huelga.

…La forma en que la prensa de México trató el asunto no deja lugar a dudas, fuera de que algún comentarista muy ligado a la Casa Blanca insinuaba que lo que había de disolvente en Perón (disolvente para la compactación del mundo libre) era la tendencia neutralista de éste y su propensión a comerciar con los países detrás de la
cortina.”

(1) Inchauspi: joven de la oligarquía que murió durante los sucesos del 16/6/55

“México, septiembre 24 de 1955.

Querida vieja:

Esta vez mis temores se han cumplido, al parecer, cayó tu odiado enemigo de tantos años; por aquí la reacción no se hizo esperar: todos lo diarios del país y los despachos extranjeros anunciaban llenos de júbilo la caída del tenebroso dictador; los norteamericanos suspiraban aliviados por la suerte de 425 millones de dólares que
ahora podrían sacar de la Argentina; el obispo de México se mostraba satisfecho de la caída de Perón, y toda la gente católica y de derecha que yo conocí en este país se mostraba también contenta; mis amigos y yo no;

…Te confieso que la caída de Perón me amargó profundamente, no por el, por lo que significa para toda América, pues mal que te pese y a pesar de la claudicación forzosa de los últimos tiempos, Argentina era el paladín de todos los que pensamos que el enemigo está en el norte. Para mi, que viví las amargas horas de Guatemala, aquello fue un calco a distancia, …Tal vez en el primer momento no verás la violencia porque se ejercerá en un círculo alejado del tuyo.”

“Quien sabe que será mientras tanto de tu hijo andariego. Tal vez haya resuelto sentar sus reales en la tierra natal (única posible) o iniciar una jornada de verdadera lucha.”


“México, 24 de septiembre de 1955.

Querida Tita (1):

…Desde aquí no se puede decir nada en absoluto, pero el unánime júbilo de Estados Unidos y los católicos, sumado a las declaraciones de la nueva junta y el hecho de que todos eran militares, está dando una idea de lo que será esta nueva liberación . Con todo el respeto que me merece Arbenz (totalmente diferente a Perón desde el punto de
vista ideológico) la caída del gobierno argentino sigue los pasos de Guatemala con una fidelidad extraña…”

(1) Tita Infante: amiga del Che residente en Buenos Aires.
“México, octubre 7 de 1955…

Mi muy querida Tiíta (1) :

…Como te imaginarás, el gusto que tendrás vos frente a la caída del tirano es exactamente inverso al que siento yo, será tal vez por un innato deseo de que me tengan el bozal bien firme y me den una sobadita de lomo de vez en cuando. Yo no sé bien por qué será, pero sentí la caída de Perón un poquito. La Argentina era una ovejita gris
pálido, pero se distinguía del montón: ahora ya tendrá el mismo colorcito blanco de sus 20 primorosas hermanas; se dirá misa con mucha asistencia de agradecidos fieles, la gente bien podrá poner en su lugar a la chusma; los norteamericanos invertirán grandes y beneficiosos capitales en el país, en fin, un paraíso. Yo francamente
no sé porqué, añoro el color gris de la ovejita…”

(1) Se trata de su tía Beatriz.

Cartas del Che publicadas por Ernesto Guevara Lynch en “Aquí va un soldado de América”, Buenos Aires, Sudamericana-Planeta, 1988.

“La Habana 12/4/60.

Sr. Ernesto Sábato

Estimado compatriota:

Pertenezco, a pesar de todo, a la tierra donde nací y aún soy capaz de sentir profundamente todas sus alegrías, todas sus esperanzas y todas sus decepciones.

Sería difícil explicarle porqué “esto” (la revolución cubana) no es “Revolución Libertadora”; quizás tendría que decirle que le vi las comillas, a las palabras que usted denuncia, en los mismos días de iniciarse y yo identifiqué aquella palabra con lo mismo que había acontecido en una Guatemala que acababa de abandonar vencido y casi decepcionado (1)…No podíamos ser “libertadora” porque no éramos parte de un ejército plutocrático sino éramos un nuevo ejército popular, levantado en armas para destruir al viejo, y no podíamos ser “libertadora” porque nuestra bandera de combate no era una vaca sino, en todo caso, un alambre de cerca latifundaria destrozado por un tractor. No podíamos ser “libertadora” porque nuestras sirvienticas
lloraron de alegría el día en que Batista se fue y entramos en La Habana y hoy continúan dando datos de todas las manifestaciones y todas las ingenuas conspiraciones de la gente Country Club que es la misma gente country Club que usted conociera allá y fueran, a veces, sus compañeros de odio contra el peronismo. …”

(1) Referencia al golpe militar de Castillo Armas, armado por los yanquis para derrocar a Jacobo Arbenz, en 1954.

En Epistolario,La Habana. Editorial Ciencias Sociales, 1993, p.4.

“Todo es parte de una sola lucha y es verdad cuando el imperialismo nos llama con un denominador común, aún cuando uno se reconozca comunista, o socialista o peronista, o cualquier otra ideología política en determinado país, solamente caben dos posiciones en la
historia: o se está a favor de los monopolios o ser está en contra de los monopolios.”

“En Cuba la revolución la hizo el ’26 de julio’: Fidel con su puñado de locos como yo, no los ideólogos del comunismo.
Y en la Argentina, las masas obreras saborearon por primera vez algo del poder gracias al loco de Perón y en contra de los comunistas”
(Ernesto Guevara, Discurso a los argentinos, 25/5/62).