Home

China insta a crear una nueva moneda de reserva para reemplazar el dólar

David Barboza The New York Times

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=82903

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

En otra señal de que China se preocupa cada vez más por su tenencia de inmensas reservas en dólares, el jefe de su banco central ha llamado a crear eventualmente una nueva moneda de reserva internacional para reemplazar el dólar. En un documento publicado el lunes, Zhou Xiaochuan, gobernador del Banco Popular de China, dijo que un nuevo sistema de reserva monetaria controlado por el Fondo Monetario Internacional podría resultar más estable y viable desde el punto de vista económico. Un nuevo sistema es necesario, dijo, porque la crisis económica global ha revelado las “vulnerabilidades inherentes y los riesgos sistémicos en el sistema monetario internacional existente.” Mientras algunos analistas creen que el dólar será reemplazado como la moneda dominante de reserva monetaria del mundo en algún tiempo cercano, la propuesta sugiere que China se prepara para asumir un papel más influyente en el mundo. Rusia hizo recientemente una propuesta similar. La audaz idea de China, publicada más de una semana antes de que los dirigentes del mundo se reúnan en Londres para una cumbre económica mundial, también indica que China está preocupada porque sus inmensas reservas externas denominadas en dólares podrían perder mucho valor en los próximos años. China ya tiene las mayores reservas de divisas extranjeras del mundo, evaluadas en cerca de 2 billones de dólares, y se estima que más de la mitad de esas posesiones están compuestas por bonos del Tesoro de EE.UU. y otros bonos denominados en dólares. El 13 de marzo, el primer ministro de China, Wen Jiabao, dijo que estaba preocupado por la seguridad de esos activos, particularmente porque enormes planes de estímulo económico podrían llevar a crecientes déficits en EE.UU., que podrían hacer caer el valor del dólar. Si China perdiera su apetito por valores del Tesoro, los costes de préstamos en EE.UU. podrían aumentar, haciendo que sea más costosa para Washington la realización de paquetes de estímulo económico y el pago de sus hipotecas para los estadounidenses. Nicholas Lardy, economista y especialista en China en el Peterson Institute en Washington, dijo que al hacer una propuesta semejante, China indica que la antigua dominación del dólar es inherentemente injusta, ya que permite que EE.UU. acumule inmensos déficits pidiendo prestado en el extranjero, y que los riesgos para poseedores de valores del Tesoro están aumentando. “Los chinos están bastante preocupados de que los grandes déficits gubernamentales de EE.UU. puedan terminar por llevar a la inflación, que erosionará el poder de compra de los activos financieros denominados en dólares que poseen,” dijo el señor Lardy. “Es una preocupación legítima.” La oportunidad del anuncio chino, dijeron analistas, también podría apuntar a dar a Beijing más campo para negociar con EE.UU. y otras naciones en Londres sobre comercio y sobre propuestas de cómo estabilizar la economía global. Pero China es cuidadosa cuando discute la compra o la venta de bonos del Tesoro, por temor a enviar un mensaje que pudiera afectar significativamente los mercados monetarios. Y por lo tanto, en un anuncio separado del lunes, China dijo que seguirá comprando bonos del Tesoro, algo que EE.UU. ha alentado. En el ensayo del señor Zhou, publicado en inglés y en chino en el sitio en Internet del banco central, dijo que la comunidad internacional debería considerar la expansión de los Derechos Especiales de Giro del Fondo Monetario Internacional. Una propuesta semejante ya ha sido sugerida antes por países en desarrollo. Pero EE.UU. siempre se ha mostrado cauteloso porque podría resultar inflacionaria y afectar el papel central del dólar. Como parte de ese sistema, una moneda es utilizada para comerciar bienes sobre la base de una fórmula derivada del valor de varias divisas. El señor Zhou dijo que el objetivo de reformar el sistema monetario internacional es “crear una moneda de reserva internacional que esté desconectada de naciones individuales y pueda mantenerse estable a largo plazo.”

……… Keith Bradsher contribuyó informando desde Beijing. http://informationclearinghouse.info/article22282.htm

Crisis y tipo de cambio

11 diciembre, 2008

noticia_10153_normal

Lo que sigue es un estracto interesante de la nota que  Daniel Azpiazu y Martin Schorr publicaron el domingo pasado en Página 12 (nota completa en http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/cash/17-3710-2008-12-10.html )

(…)

Entre esos años, el fuerte crecimiento fabril permitió desandar en parte el proceso de desindustrialización iniciado en 1976 y derivó en una importante creación de puestos de trabajo. Pero también se consolidaron muchos aspectos críticos del regresivo modelo desindustrializador:

n Redistribución del ingreso en detrimento de los trabajadores y las pymes. En el marco de la crisis de 2002, la transferencia de recursos al capital, en particular a los sectores más concentrados, estableció un nuevo estadio en la distribución del excedente que, de allí en más, hasta la paulatina erosión de las ventajas “competitivas” del “dólar alto”, devino en holgadas tasas de ganancia (muy superiores a las de los ’90).

n Mayor concentración económica: en 2007, las 100 empresas más grandes explicaron el 43 por ciento del PBI industrial, frente a un 32 por ciento en 2001 y un 24 por ciento en 1993.

n Acelerada centralización del capital con eje en una creciente extranjerización.

n Afianzamiento de una modalidad de inserción del país en el comercio mundial pasiva y subordinada, a favor de un mayor predominio exportador de la elaboración de commodities y la “armaduría automotriz”. En todos los casos, controladas por un puñado de grandes firmas, en su mayoría transnacionales.

n Profundización del carácter trunco de la estructura industrial por los marcados déficit que presenta la misma en segmentos estratégicos, como los ligados a la elaboración de bienes de capital. Prueba de ello es que el crecimiento reciente conllevó un incremento notable de las importaciones de manufacturas: en 2007, el sector fabril registró un déficit comercial superior a los 1100 millones de dólares.

n Débil formación de capital, con fuerte apoyo estatal vía desgravaciones impositivas, y muy sesgada hacia los núcleos oligopólicos predominantes.

Se trata de elementos críticos que se manifestaron en una fase expansiva nacional e internacional. Es decir, se dieron antes de la irrupción de la crisis internacional y no a raíz de ella. En ese marco, una vez más el tipo de cambio se presenta como la variable “salvadora” y, como tal, pretende ser impulsado como el eje ordenador casi excluyente de la política estatal hacia los sectores manufactureros.

(…)